El ambiente campestre del Paisaje Cafetero, refugio para el descanso y la salud

paisajeseje

El ambiente campestre del Paisaje Cafetero, refugio para el descanso y la salud

 

El turismo en el eje cafetero es probablemente la industria emergente más fuerte que se ha venido consolidando, desde antes de la declaratoria por la Unesco de Paisaje Cultural
Cafetero, al igual que el concepto de glamping, o sea un camping con glamour.

El ambiente campestre, que ofrecen viviendas ubicadas en medio de la exuberancia paisajística del Eje Cafetero, constituye sin duda un excelente lugar, para que cada vez sean
más las personas que buscan cambiar el estrés que generan las grandes urbes del país, y prefieran buscar las opciones verdes que ofrecen hoy con todas las comodidades en zonas
semiurbanas como las de Pereira, Armenia, Manizales y otros municipios de el Eje. con las mayores comodidades las principales firmas inmobiliarias que operan en esta zona
andina.

Según el médico siquiatra, Rafael Alarcón “Hay que rescatar al ser humano de tanta indolencia que vive en las grandes ciudades, de ese ahogo que lo lleva a la pérdida de su
salud mental, cargándolo de angustia, depresión, adicciones de diversos tipos -las últimas son la internet y los teléfonos celulares- tan peligrosas como el consumo de
sustancias psicoactivas. Un hombre postmoderno estresado, con su vida a las carreras, sin tiempo para sí mismo, para soñar y deleitarse, para pensar y ser él mismo, no parte de
las muchedumbres solitarias. Ese rescate se da en ambientes puros, compenetrados con la naturaleza y respetándola, en la grandeza de las montañas cafeteras, en la conservación
de las quebradas y ríos donde fluye la vida y de la cual dependemos para nuestra supervivencia. Respiramos en nuestro paisaje cafetero aún aire sin contaminar, la vista se
estimula con los diversos verdes de nuestros campos, el oído se agudiza con el sonido de las aguas y de las aves que habitan con nosotros, el olfato de nuestros frutos y el
sabor de nuestros productos cafeteros nos permiten acariciar las delicias a que todo ser humano tenemos derecho.

Otros beneficios de vivir en ambientes campestres:

Según la empresa inmobiliaria Gerenciar de Pereira, si bien vivir en una ciudad ofrece acceso a una gran diversidad de actividades con las que una zona rural no cuenta
fácilmente, no se pueden dejar de lado todos los beneficios que puede traer a las personas, el optar por el campo como lugar para establecer su vivienda.

Algunos de estos beneficios son:
Aire puro. La calidad de aire que nos rodea en nuestro ambiente cotidiano afecta directamente nuestra calidad de vida. Por esto el estar rodeado de naturaleza y alejado de la
contaminación se convierte en un punto a favor de las viviendas campestres.

Relajación. Debido a las continuas presiones que existen en las ciudades, estamos acostumbrados a llevar un estilo de vida acelerado, donde siempre estamos de afán y cruzamos
distancias que pueden tardar horas.

Hábitos saludables. Los hermosos paisajes y zonas abiertas de las afueras de la ciudad nos incitan a llevar una vida más saludable con la práctica de algún deporte, además son
espacios perfectos para que los niños puedan jugar y tener mayor interacción con la naturaleza.

Alimentación sana. Vivir en espacios grandes con acceso a una huerta propia, o tener la posibilidad de comprar los alimentos directamente en donde se cultivan, hace que la
nutrición mejore al tener frutas y verduras frescas, variadas y de fácil acceso.

 

 

 

TOMADO DE: www.destinocafe.com